Cumplir años en medio del baile

[Mery].

Falta mil para mi cumple, de hecho, ¡menos mal que no cumplo en esta época porque odio el frío! (sí, con los calores del tamoxi y todo 🤣). Es el 10 de diciembre. Y para mi diciembre es el mejor mes del año (aunque para la mayoría es un caos, porque parece que, en vez de cerrar un año y empezar otro, se va a acabar el mundo 🤷🏼‍♀️). Es el mejor, porque no para de haber joda: juntadas con amigos, mi cumple, Navidad, Año Nuevo, ¡y desde el 2017 se sumó el aniversario de mi casamiento por civil!. Para mi diciembre es como el viernes del año.

Se darán cuenta que AMO mi cumple. ¡Siempre me encantó! Tengo CERO drama con cumplir años. En fin, el 10.12.15, mi cumple nº 29, digamos que no cayó en la mejor etapa de mi vida. Iba a empezar mis últimos “veintis” en medio de alto baile: la quimio la había terminado el 18.09, pero aún usaba pañuelo para tapar mi cabeza (la peluca ya no, pues calor 😰), estaba así (.) – (mastectomía) y, la frutilla del postre: ese mismísimo día tenía turno para hacerme las marcaciones para los rayos. Y muchos pensarán (y muchos me lo dijeron): “¿qué necesidad de tener el turno ese mismo día?”. MUCHA necesidad, porque si no, no había turno hasta fin de mes, y yo quería sacármelo de encima para empezar lo antes posible con los rayos y cerrar otra etapa del tratamiento. 

Ese 10.12.15 me levanté de mal humor, cosa que nunca me pasa el día de mi cumple. Ese día sí que estaba enojada. Pelada, por enfrentarme a esas marcaciones (son puntitos tipo tatuajes, imaginen qué regalo de cumple para la persona que más le teme a las agujas en este mundo!!! Pero nobleza obliga: ¡no duele nada!). Despedir mis “veintis” así.. estaba fastidiosa, descentrada.

Pero, cerca del mediodía, me llamó mi prima/madrina @inegarciag. Con ella siempre hablo y siempre tiene palabras tan justas!!! Me alegró mi cumple, me sacó ese fastidio que tenía. No me acuerdo exactamente qué me dijo como para escribirlo acá, pero fue el llamado que me hizo salir adelante. Ponerle onda, ir a las marcaciones para rayos con una sonrisa, contarles a los técnicos que era mi cumple y que ellos me estaban haciendo el primer tattoo de mi vida 😂. Me permitió ponerle onda a mi día preferido del año.

Después, el día transcurrió súper bien, y cerró de la mejor manera: fuimos a comer a lo de mis viejos con Tomi y mis hermanos. Otro hermano que no pudo ir me llamó por tel y me encerré en un cuarto para poder hablar tranqui. Cuando abrí la puerta, como por arte de magia TODAS mis amigas estaba en el living de lo de mamá con una torta!!! Y con lo que me gusta festejar a mi, hicieron que ese día, que había empezado como el cu… ¡termine de la mejor manera!

¿Y cuál es el mensaje de este post? Que está perfecto tener bajones, días malos y fastidiosos. Que esos días podemos elegir vivirlos así (no tiene nada de malo, a mi particularmente me incomodan los días en los que estoy así!) o buscar la manera de ponerle onda y salir adelante. Mi cumple me encanta, y ahora se resignifica, y le digo a todo el mundo: ¡los cumples se festejan, porque la vida se festeja!.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s